Ballet como ejercicio de fitness

Publicado hace 25 min por Body Ballet

Aunque aclaramos que el ballet no es un deporte sino un arte, sabemos que en lo últimos años se ha convertido en una materia de fitness y ejercicio físico en muchos países.

El ballet clásico ha estado rodeado desde siempre por muchos mitos. En esta ocasión os mostramos algunos argumentos en contra para convencerte de los beneficios del ballet y hacer clases.

1. No se necesita estar delgada ni tener buenas piernas para practicar ballet.
Todas siempre hemos visto jovencitas ensayando ballet con sus piernas atléticas y por ello nos cohibimos al practicarlo. Al ver esto, es normal que nos sintamos intimidades al ver sus figuras pero no por ello vamos a dejar de tonificar nuestro cuerpo y mejorarlo gracias al ballet. Este tipo de ejercicios son perfectamente adecuados y apropiados tanto para una persona de 20 años como de 70.

2. El ballet es uno de los mejores ejercicios físicos para cualquier edad
El ballet es fantástico en todos los aspectos; es capaz de ponerte en forma de una manera diferente que nunca habíasexperimentado. Desarrolla tu fuerza física, tonifica el cuerpo y mejora la flexibilidad y equilibrio de los movimientos.

La figura de las mujeres que practican ballet es inconfundible: piernas y pecho elegantemente marcados y fuertes con una buena espalda y brazos. Todo esto se obtiene gracias al entrenamiento de ballet con barra, estiramientos y ejercicios de equilibrio.

3. La barra como elemento común entre el gimnasio y el ballet.
Hacer ejercicio con una barra o practicar ballet con ella, son dos cosas muy diferentes. Si nunca antes has hecho ballet es importante lo que vamos a explicarte a continuación. La postura y la forma de moverse es primordial: el ballet implica todo el cuerpo en cada uno de sus movimientos.

Las sesiones de barra de las clases de ballet implican el movimiento de músculos específicos y una rutina basada en la repetición, con lo que lo que se logra es esculpir partes específicas de nuestro cuerpo. El ballet nos enseña a cómo controlar nuestro cuerpo mediante movimientos amplios y fluidos. El tronco y la espalda se ejercitan con los ejercicios de estiramiento y cuando hay que levantar brazos y piernas al máximo.

Las clases de ballet se centran únicamente en la barra, no hay otro tipo de ejercicios en los que tengas que cambiar de instrumento. La ventaja: los ejercicios, aunque repetitivos, te proporcionan control del centro de gravedad y por lo tanto, equilibrio, y como consecuencia de todo ello, mucha resistencia física. Una vez más: con cada uno de los ejercicios de barra del ballet implicas a todo el cuerpo.

El ballet es una técnica diseñada para tonificar el cuerpo y aportarle flexibilidad y equilibrio en cada movimiento. En otras palabras: los ejercicios de barra tonifican mediante las contracciones musculares mientras que el ballet como un todo desarrolla la fuerza muscular y el control de movimientos con los ejercicios de extensión.

El énfasis del ballet de los movimientos de un cuerpo bien alineado en cada postura consigue crear mecanismos de movimiento especialmente bellos y equilibrados. Esto significa que tus piernas, tus muslos, tu pecho, la espalda y tus brazos se hacen mucho más fuertes al tiempo que las extremidades parecen alargarse y moldearse. Consiguen que tus movimientos sean mucho más fáciles, te cuesten menos esfuerzo al tener más fuerza.

El ballet no solo cambia la forma en la que te mueves, te refuerza en cada movimiento corporal.

4. El ballet es igual de intenso que otras actividades físicas
Que no te confunda la aparente disparidad entre un ejercicio de ballet y un día entero de senderismo. El énfasis del ballet en la “postura” significa que sus técnicas de hecho son incluso más intensas que subir y bajar por laderas manteniendo en equilibrio del cuerpo para no tropezar y caerse.

Si comienzas a ir a clases, tras la primera sesión, lo más seguro es que te quedes con la duda de si has hecho o no el ejercicio que realmente esperabas hacer. Cuando más te familiarices con los ejercicios de ballet y más te sumerjas en ellos, más obtienes de ellos también.

El ballet, implicando la totalidad del cuerpo, te proporciona un cuerpo más atlético, funcional y modelado. Y es puro músculo, no músculo inflado. Pero el ballet es mucho más que fuerza física, te enseña también a controlarla.

Si lo que quieres son unos músculos alargados, bien modelados al tiempo que fuertes y sobre todo flexibles en combinación con un buen sentido del equilibrio corporal, control de los movimientos y unas posturas corporales correctas y equilibradas, solo podemos decir que el ballet es el mejor tipo de ejercicio que puedes practicar. Por si un cuerpo bien tonificado y una gracia especial en tus movimientos no fuera suficiente incentivo, te diremos que el ballet te aporta también una prevención frente a heridas, contracciones y caídas, y por lo tanto, roturas de hueso y desgarros musculares.

Hasta hace relativamente poco tiempo, en los que solo unas pocas privilegiadas se podían ejercitar en el ballet, hoy en día es una técnica fácilmente accesible a todo el mundo.

¿A qué esperas para apuntarte también?

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –

Estudio Ballet Barcelona®