Danza clásica para todas las edades

Publicado hace 21 min por Body Ballet

Se puede bailar Danza Clásica a todas las edades y con todos los cuerpos.

Se puede acercar esta técnica a las posibilidades físicas y mentales que cada persona posee. Nuestras clases respetan las bases de la danza clásica considerando el desarrollo físico y técnico de las personas que participan.

Ejercicios en la barra, centro, suelo y diagonal. Los ejericios dedicados a la elongación y al movimiento de los brazos y la espalda por favorecer un mejoramiento en la postura y para ayudar a aliviar la artrosis y los problemas ligados a la edad se ejecútan al final de la intensa hora de trabajo en clase.

El ejercicio es una de las mejores maneras de retardar o evitar los problemas musculares, articulares y óseos. El ballet ayuda a que los huesos permanezcan fuertes, pero es fundamental llevar una dieta bien equilibrada con suficiente calcio y una alimentación saludable.

No cometas estos errores

  • Si empiezas ballet con algúna amiga que lleva tiempo yendo a clase, nunca trates de hacer los mismos ejercicios que ella. Esto produce cosas muy negativas: terribles agujetas, lesiones, desmoralización, resultados pobres y, por último, abandono.
  • No te descargues por internet las clases de las alumnas de la Vagánova o del Bolshoi, o de cualquier figura de ballet internacional. ¿Tiene pinta de ser fácil? No, ¿verdad? Pues no intentes hacer lo mismo.
  • No pidas consejo a la bailarina más joven de la clase, sino a una exbailarina cualificada (que ojo, ¡pueden coincidir!) Recuerda que el conocimiento está en el cerebro, y en la experiencia, no en la fuerza de las puntas.
  • Pónte metas alcanzables, medibles y lógicas, por ejemplo dominar la postura de pies a cabeza a final de mes. Esto te hará motivarse al ver resultados lentos pero constantes. El secreto de un cuerpo de bailarina y el de poder seguir correctamente una clase, no es otro que la constancia debido a lo lento del proceso.

Si nunca has hecho danza clásica o si la quieres retomar, empieza con 1 o 2 clases a la semana para progresivamente ir en aumentando, es decir, más días.

Llegados aquí una persona puede descubrir que para ella lo óptimo es hacer ejercicio cinco días a la semana, pero para otra pueden bastar con tres. También puede ocurrir que alguien responda mejor a clases moderadas y tu mejor amiga a clases mas fuertes e intensas.

Al final la clave es probar, escuchar a tu cuerpo, y quedarte con lo que mejor te funciona. Pónte metas alcanzables, medibles y lógicas.

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –

Estudio Ballet Barcelona® Carolina de Pedro Pascual