El «Tarot de luz», creado por Aitor Saraiba y editado por Fournier

Este Tarot es un generador de Luz, una vela en la oscuridad en el camino del ser humano. Es una guía que nos ayuda a analizar nuestro presente a través de unos arquetipos y mucha poesía. Para crear el Tarot de Luz, Aitor Saraiba ha revisitado muchas obras anteriores y casi olvidadas para crear un tarot que abraza a los cambios. Contiene folleto con instrucciones en español, inglés, francés, alemán y portugués.


Por Carlos Primo para El Pais (2022).

El ‘Tarot de luz’, creado por Aitor Saraiba y editado por Fournier, se ha convertido en un inesperado éxito mundial con más de 10.000 ejemplares vendido y una nueva tirada de 4.000. Tarot de luz, un tarot de artista, como los que crearon en el siglo XX Dalí o Nikki de Saint-Phalle.

Nada más acabar de dibujar su versión del tarot, Aitor Saraiba (Talavera de la Reina, 1983) fue al fisioterapeuta porque se sentía contracturado. “Me preguntó si trabajaba cargando sacos. Le dije que no, que me pasaba el día sentado, dibujando. No daba crédito”, recuerda. Aquello fue en mayo de 2021, después de cinco meses encerrado en su estudio planteando con lápiz, tinta y acuarela su propia visión de los 78 arcanos del Tarot de Marsella. Su Tarot de luz, editado por la veterana empresa vitoriana Heraclio Fournier, salió a la venta en julio de ese mismo año. Tres semanas más tarde empezó a recibir mensajes y notificaciones en redes sociales procedentes de países como Vietnam, Rusia o Canadá. Este verano, un año y más 10.000 copias vendidas en todo el mundo después —en países como Italia, Dinamarca, Holanda, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía, Serbia, Bulgaria, Rusia o Turquía, según informan desde la compañía— esta singular baraja de artista se publicó esta primavera en francés —la primera edición ya va por 4.000 ejemplares— y está traduciéndose a más idiomas.

El Tarot de luz, creado por Aitor Saraiba y editado por Fournier | Body Ballet
Las obras originales, en acuarela y tinta sobre papel, del ‘Tarot de luz’ de Aitor Saraiba.

Poco imaginaba este desenlace Saraiba cuando, “a los diecisiete o dieciocho años”, tuvo en sus manos su primera baraja de tarot. “En aquella época, el tarot era algo propio de líneas 908″, recuerda aludiendo a los servicios de astrología y adivinación de pago por teléfono que desde los años ochenta conformaron la variante esotérica de las líneas eróticas. Sin embargo, analizar con detalle la baraja le mostró algo muy diferente. “Era como un puzzle, o una novela gráfica que podía montar en el orden que quisiera”, explica. Saraiba estaba iniciando sus estudios de Bellas Artes. “Venía del bachillerato artístico y tenía la cabeza llena de imágenes del Gótico y del Renacimiento, y en el tarot me encontré con todo aquello, con una creación centenaria, europea, cuyos orígenes no se conocían. Me atrajo la idea de que sigamos utilizando una herramienta cuya historia y autores desconocemos”.

Hay otra definición que Aitor Saraiba suele utilizar para aludir al tarot: “Catedral portátil”, una expresión procedente de La vía del Tarot (Editorial Siruela, 2004), el influyente tratado donde el escritor, cineasta, artista y tarotista Alejandro Jodorowsky restauró para toda una generación la dimensión cultural, iconográfica y psicológica del Tarot de Marsella, la versión más antigua y, afirman los expertos, más pura de este juego. “Aquello tuvo mucha influencia maravillosa en mi generación, porque era la primera perspectiva seria sobre el tarot, donde se contaba su historia y se corregía la baraja de Marsella a partir de planchas del siglo XVIII”, afirma Saraiba.

En su obra, Jodorowsky y Marianne Costa recuperaban, con la colaboración del impresor Philippe Camoin —descendiente de la familia que imprime el Tarot de Marsella desde 1760— la forma original de estos naipes que, según la teoría que recoge el propio Jorodowsky, pudieron nacer en la España medieval como un modo de comunicación y de juego entre las tres culturas que convivían en ella: cristianos, musulmanes y hebreos. En el tarot hay elementos bíblicos, imágenes abstractas que pueden venir de la tradición islámica, y también símbolos cabalísticos que remiten a lo hebreo. Dividida tradicionalmente en dos partes, los arcanos mayores incluyen 22 cartas con representaciones muy complejas —El Loco, El Carro, La Papisa o el arcano XIII, que no tiene nombre y adopta la forma de un esqueleto—, y una serie de arcanos menores —espadas, copas, oros y bastos— definidos por números y símbolos, igual que en la baraja francesa o la española que se usa para jugar al mus. Empleado como método de adivinación durante siglos, el Surrealismo recuperó su potencial creativo como método de introspección: para Salvador Dalí o Leonora Carrington, el tarot permitía jugar con símbolos tan antiguos como la propia cultura occidental. Un método de introspección —y como tal es reivindicado hoy— que, a modo de espejo o de test de Roscharch, permite abordar las emociones y las vivencias a través de imágenes externas. Ocultura de altura.

Su Tarot de luz es, por tanto, un tarot de artista, como los que crearon en el siglo XX Dalí o Nikki de Saint-Phalle, como el que desarrolló la década pasada la también española Marina Vargas en Las líneas del destino y como los que Fournier viene desarrollando en los últimos tiempos con artistas españoles contemporáneos como Ricardo Cavolo. “Me gustaría que la gente se acercara a él como el juego poético que es, quitando toda esa oscuridad que ha cubierto el tarot durante años”, explica Saraiba, “como nos acercamos a observar una pirámide o una catedral. No lo digo porque mi baraja sea de la misma magnitud, sino porque encierra los mismos símbolos. Me encanta que sea una obra de arte que todos podemos llevar en el bolsillo y ordenar, un puzzle que dice con símbolos y colores cosas que a veces no podemos poner en palabras”.

Artículo completo: El ‘Tarot de luz’, creado por Aitor Saraiba y editado por Fournier

Mi Facebook ♡ Gardenias y Gárgolas
♈︎ ♉︎ ♊︎ ♋︎ ♌︎ ♍︎ ♎︎ ♏︎ ♐︎ ♑︎ ♒︎ ♓︎

El Tarot de luz, creado por Aitor Saraiba y editado por Fournier | Body Ballet
El Arcano XIII, el V de oros y el Arcano XI del ‘Tarot de luz’ (Fournier) de Aitor Saraiba.
El Tarot de luz, creado por Aitor Saraiba y editado por Fournier | Body Ballet
La Fortaleza, el arcano XI del Tarot, diseñado por Saraiba.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies