¿Esa molestia es agujetas o tendinitis?

Publicado hace 18 min por Body Ballet

Muchas veces sentimos, tras una fuerte sesión de entrenamiento, un dolor muscular.

Es importante que aprendemos a distinguir si es debido a una tendinitis o, simplemente, un problema de agujetas.

Las diferencias:

Veamos como distinguir ambas dolencias:

– La tendinitis es una inflamación muscular de mayor gravedad, mientras que las agujetas son una aculumación de sangre en la vaina del músculo. En el caso de una tendinitis es bueno que reposes dos o tres días y te des masajes para “rebajarla”, mientras que si padeces agujetas, puedes, y te recomendamos, entrenar al día siguiente.

– La tendinitis está focalizada en puntos más concretos y en músculos más pequeños, como puede ser el tendón de Aquiles, la rodilla, etc. En cambio las agujetas suelen tener una “onda expansiva” mayor, por ejemplo, los cuádriceps. Y duelen menos…

– Las agujetas desaparecen solas, casi sin hacer nada. En cambio, las tendinitis, hay que tratarlas con antiinflamatorios y masajes, eso sí, a manos de un fisoterapeuta.

Existen múltiples causas por las que puede aparecer la tendinitis, pero las más habituales relacionadas a las bailarinas son el sobreentrenamiento.

Desafortunadamente, cuando nos toca padecer esta lesión, solemos presentar un cuadro patológico en el que nuestro empeine se inflama porque los tendones están afectados, y generan dolor. Un dolor que incrementa cuando ponemos el pie en tierra o tratamos de realizar cualquier gesto, por muy leve que sea, con la zona afectada.

Tratamiento efectivo

Con la finalidad de reducir la inflamación podemos recurrir al calor y al frío. El calor cuando empezamos la sesión, y el frío cuando la terminamos. Posteriormente, los antinflamatorios, bajo prescripción médica, nos permitirán aliviar tanto la inflamación como el dolor.

Además, los especialistas recomiendan reposo absoluto, evitando cualquier movimiento del empeine. Cuando desaparezca la inflamación y el dolor, también nos puede funcionar muy bien llevar a cabo una serie de sencillos ejercicios para fortalecer los tendones.

En función de la gravedad de la tendinitis se puede recurrir a las vendas de sujeción para inmovilizar la pierna. Si se da el caso de que la lesión no remite, la solución está en echar mano de las infiltraciones, y como última opción se presenta la cirugía, pero sólo para casos extremos.

Tenemos que recordar que la mejor fórmula de prevención de este tipo de lesiones no es otra que la de tener un programa completo de entrenamiento, que incluya un buen calentamiento y una correcta ejecución de los ejercicios. Estas pautas nos ayudarán a una mejor circulación sanguínea, que genera un incremento de la temperatura, y ésta a su vez permite que los tendones tengan una mayor elasticidad.

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –