Consejos para calentar los músculos en invierno

Publicado hace 11 min por Body Ballet

Seguramente ya conoces de sobra la importancia de un buen calentamiento para realizar cualquier actividad física sin riesgo de lesiones. Pero ese principio básico cobra especial importancia cuando comienza el frío.

Enfocar bien el calentamiento en invierno es esencial, pues las bajas temperaturas afectan a los músculos, los tendones y los ligamentos, y cuesta un poco más acondicionarlos para la práctica física.

Dedica algunos minutos más a calentar

El frío lleva tensión y rigidez a los músculos, lo que significa que las probabilidades de sufrir lesiones como desgarros musculares o contracturas aumentan notablemente. Es una imprudencia realizar un esfuerzo físico intenso cuando nuestra musculatura está fría, y eso va a ocurrir con mucha frecuencia durante el invierno.

En esa época, aumentar la temperatura muscular y devolver elasticidad y relajación a las fibras requiere un poco más de paciencia. Debes tenerlo en cuenta, sobre todo si entrenas al aire libre. Pero tampoco creas que has de hacer nada especial; únicamente se trata de que dediques a tu rutina de calentamiento invernal algunos minutos más para iniciar tu sesión de entreno con garantías. Y también de que recuerdes que, si vas justo de tiempo, es preferible que acortes el entrenamiento y respetes a rajatabla tu rutina para calentar.

Intenta que tu calentamiento de invierno sea completo

Sea cual sea la actividad que vayas a realizar, siempre resulta necesario un acondicionamiento general. Empieza con cinco o diez minutos para permitir que tu cuerpo entre en calor de manera progresiva, y después presta mucha atención a las articulaciones, en especial a aquellas que más trabajo van a soportar durante la sesión. Con algunas series de estiramientos lentos y minuciosos liberaremos los tendones de la tensión y el estrés que el frío les causa.

Las rotaciones de cuello y de brazos (hacia adelante y hacia atrás) irán eliminando la rigidez del tren superior junto a algunos giros de torso tan amplios como nos sea posible. Con los movimientos circulares de rodillas y tobillos terminaremos de preparar nuestras articulaciones para el ejercicio.

También son efectivas las repeticiones de pequeños saltos en vertical, con los pies juntos, y las sentadillas. Si eres corredor, o si justamente hoy te espera una sesión de running, algunos ejercicios de carrera lateral, hacia atrás, con rodillas al glúteo y skipping tampoco deben faltar en los minutos previos al entreno. Fuente Madform.

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –

Calentar los músculos en invierno antes de la clase de ballet.