Colocación del cuerpo en la danza clásica

Publicado hace 26 min por Body Ballet

El elemento más básico y fundamental de un bailarín es la colocación.

Para que los movimientos tengan fluidez y resulten fáciles el bailarín depende de la flexibilidad y fuerza muscular, articular y del equilibrio. Si inicialmente logramos una colocación base estable que facilite un uso equilibrado de los principales grupos musculares, entonces la coordinación de los mismos en movimiento, será más fácil.

La coordinación perfecta se basa en la coordinación de varias partes del cuerpo como la pelvis, hombros y brazos, la columna vertebral, la respiración, el en-dehors (la apertura), las rodillas, el pie y la colocación del peso. Todas ellas trabajan al unísono y a cada una de ellas se le debe prestar atención.

Esta se obtiene a través de una adecuada alineación de las diferentes partes del cuerpo en correcta posición relativa de unas con otras.

Postura
Estas partes del cuerpo, a menudo se hace referencia a ellas como bloques de peso, incluyen la cabeza, tronco, pelvis/caderas, piernas y piés. Con objeto de mantener una adecuada alineación, estas partes deben mantenerse erguidas unas sobre otras de forma natural.

Cabeza
La cabeza debe mantenerse erguida, evitando inclinarla lateralmente. La barbilla paralela al suelo. El cuello estirado y en prolongación de la espina dorsal. No echar la cabeza hacia adelante (tipo egipcio).

Tronco
El tronco y las caderas deben mantenerse siempre con una buena alineación vertical. El tronco debe sentirse como si estuviese elevado sobre las caderas con objeto de estirar la columna vertebral. No obstante este estiramiento del torso debe permitir una respiración normal y cómoda. Nunca permita que el torso se incline hacia adelante ó hacia atrás en relación con las caderas.

Pelvis y Caderas
La posición de las caderas debe permitir la curvatura natural de la columna vertebral. Por lo tanto la pelvis debe mantenerse centrada, ni excesivamente hacia adelante ni hacia atrás.

Piernas
Cuándo las piernas están rectas, las rodillas deben posicionarse directamente entre las caderas y los piés. Cuándo las rodillas se doblan hacia adelante la alineación entre cadera y pié permanece constante, de tal forma que el cuerpo permanece erguido. Intente siempre sentir que estira su tronco a medida que dobla las rodillas a fin de evitar que la postura se “desinfle”. Nunca permita que la pelvis se mueva hacia atrás cuándo doble las rodillas (ni siquiera “un pelín”).

Piés
Es muy importante para un buén bailarín tener un profundo conocimiento del posicionamiento del peso del cuerpo sobre el pié. En posición normal, parado, el peso del cuerpo debe situarse sobre el centro del pié, entre el talón y la “bola” del pié. En movimiento, esta posición es variable dependiento del tipo específico de movimiento, y puede ir desde la parte trasera del talón hasta la punta; sin embargo esta distribución no debe afectar a la alineación de la parte superior del cuerpo desde las caderas hasta la cabeza.

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –

Diferentes datos sobre la correcta colocación del cuerpo en la danza clásica.