La mímica en ballet. El lenguaje de los bailarines

El lenguaje de los bailarines, mímica y pantomima. Dos palabras para definir algo común: lenguaje del gesto.

El ballet clásico utiliza la mímica y la pantomima como medio de comunicación. Dicha mimica se ha estilizado y adaptado con bellos movimientos, todos catalogados, cual lenguaje que firman parte del repertorio de los grandes clásicos.

La mímica en la danza es un recurso de manifiesta importancia en el ballet, subrayando la expresión de los sentimientos del personaje. La razón es que, cuando ves ballet, no basta con mirar lo bien que se hace un “grand jeté”, sino saber lo que los bailarines cuentan, lo que esta sucediendo en la historia. Nuestro cuerpo habla!

  • Mímica (del latín mimĭcus) es un tipo de expresión o comunicación no verbal en la que se recurre a gesticulaciones y movimientos corporales para transmitir una idea. La mímica es también una expresión artística que se utiliza para enfatizar los sentimientos y emociones en diferentes disciplinas artísticas como la danza y las representaciones dramáticas.
  • Pantomima proviene del griego (pantomimos) es un subgénero dramático del mimo y el mimodrama que consiste en representar una historia mediante la mímica, sin diálogos ni palabras, es decir apoyando la narración con expresiones, gestos o movimientos corporales.

Algunos gestos o expresiones de la mímica son por demás obvios y no requieren de una explicación o interpretación ya que son movimientos que incluso pueden ser utilizados en la vida cotidiana y el sólo movimiento indica de lo que se trata. De cualquier manera creemos importante mencionarlos:

Amor. El gesto universal del amor dentro o fuera del ballet es sin duda poner o acomodar las manos en el corazón. Esta mímica es utilizada en casi todos los ballets clásicos ya que en todos ellos se cuenta una historia que tiene que ver con el amor. Así puede verse en Giselle, El Lago de los Cisnes, La Fille Mal Gardée, Romeo y Julieta, La Bella Durmiente, Cenicienta, Coppelia, La Bayadera, etc. Este puede ser utilizado cuando el bailarín o bailarina están contando su historia entre o durante su baile.

Plegaria. En variadas y múltiples historias que se cuentan a través de la danza clásica podemos observar las plegarías o las solicitudes que se hacen de personaje a personaje para que por favor algo suceda o no suceda o bien para guardar secretos. Algunas de estas plegarías pueden observarse cuando los padres de Aurora le piden a la bruja Carabosse que por favor no eche una maldición sobre su adorada hija. Como mencionamos son movimientos y expresiones que resultan obvios sobre lo que están transmitiendo, sin embargo son movimientos de mímica muy recurridos en muchos y diversos ballets.

¿Por qué?. El movimiento de esta mímica resulta tan obvio tal y como en la vida cotidiana lo realizamos y acompañamos de un encogimiento de hombros mientras extendemos los brazos hacia los lados con palmas hacia arriba. Esta mímica la podemos observar claramente cuando la bruja Carabosse exige una explicación de por qué no ha sido invitada al festejo del nacimiento de la princesa Aurora, o bien cuando Giselle se da cuenta del engaño de Albrecht y le exige una explicación.

Miedo. Una expresión más que se vuelve bastante obvia en la mímica es cuando se comunica una situación que crea miedo. El personaje recurre a este gesto o expresión cuando se presenta ante una situación u otro personaje que le causa temor o pánico. El encogimiento corporal y la proteción aparente de nuestro cuerpo con los brazos es una expresión universal que también utilizamos en el diario cuando nos sentimos vulnerables o atacados ante algo o alguien. Este tipo de mímica es facilmente observado en ballets como La Bella Durmiente con los personajes de Carabosse, el gato con botas o la caperucita roja.

Muerte. Cuando en el mensaje que se está comunicando en la historia tiene que ver con muerte el bailarín o bailarina lo harán cruzando los brazos con los puños cerrados. Puede ser que el personaje esté tratando de echar o imponer una maldición sobre otro personaje como en el caso de la bruja Carabosse a la princesa Aurora en el ballet de La Bella Durmiente, aunque no siempre el que la utiliza es el personaje que impone la maldición sino que está contando o explicando sobre dicha maldición de muerte, como el caso del Hada de las Lilas que explica a los padres de Aurora y a los invitados que la princesa Aurora no morirá sino que sólo quedará dormida al pincharse con un objeto punzo-cortante.

Promesa. El personaje en este caso está haciendo una promesa de amor o sobre alguna acción que se demanda de su parte. En este gesto el bailarín o bailarina sube un brazo mientras extiende los dedos indice y medio apuntando hacia arriba cerrando los otros dedos. Esta señal es posible verla claramente en ballets como Giselle o en el Lago de los Cisnes o en historias donde el principe hace una promesa de amor a su amada. En el ballet Giselle la utilización de esta mímica sucede cuando Albrecht conoce a Giselle y al quedarse prendado de su belleza le hace una promesa de amor haciéndole creer que la amará y se casará con ella.

Madre. Este es uno de los gestos de la mímica que no es tan facil de identificar o bien no es tan obvio como algunos otros ademanes o expresiones. El personaje puede indicar que es la madre o bien está hablando de su madre y puede ser contado tanto por la bailarina o bailarín que hacen de madre o por cualquier otro personaje que hace alusión a su madre. Esta mímica la podemos observar en los ballets como Giselle o bien en la Fille Mal Gardée. Este gesto se realiza cruzando los brazos por encima del pecho

Bailar. Este es uno de los gestos más utilizados en todos los ballets y es que es una invitación a bailar, lo cuál es de sobra obvio que sucede en un ballet. Sin embargo el personaje que realiza esta mímica está haciendo una extrema obviedad de que en ese momento el o ella invitan a bailar a su pareja, amigos o amigas, comunidad o pueblo, etc.

Este gesto o mímica se realiza haciendo un movimiento de brazos que puede ir de abajo de la cintura o de la cintura hacia arriba haciendo movimientos circulares con las manos hasta llegar a la quinta posición de brazos. Este tipo de gesto o movimiento lo podemos observar en Coppelia, Giselle, La Fille Mal Gardée y muchos más.

Matrimonio o compromiso. El artista está tratando de comunicar, expresar o explicar que esta comprometida o comprometido, que hay una promesa de matrimonio, o bien que ese es su estado legal actual. Este tipo de mímica lo podemos observar claramente en ballets como Giselle, especialmente en la escena en donde Giselle descubre que Albrecht la ha engañado y el está realmente comprometido con Bathilde, es decir en la popular escena de locura de Giselle. Como se muestra en las imágenes el bailarín o bailarina al utilizar esta mímica hará un señalamiento con el dedo índice de una mano hacía el dedo anular de la otra mano, el dedo utilizado generalmente para usar el anillo de matrimonio.

Si bien todos estos gestos y expresiones que llamamos mímica han ido desapareciendo con el paso del tiempo en coreografías más modernas en las que la transmisión de sentimientos y emociones es posible realizarlas a traves de la libertad de movimientos que el coreógrafo visualizó o que hasta el mismo bailarín o bailarina provoquen, la mímica seguirá vigente mientras los ballets clásicos que tanto disfrutamos en la actualidad sigan vigentes.

Autor, MoLo para Feel Like Dancing.

Studio Ballet Barcelona® Carolina de Pedro
studioballetbarcelona.com
Russian Ballet & Vagánova Style / Body Ballet & Detox Ballet
– Desde 2003 –

La mímica en ballet. El lenguaje de los bailarines.