Come de forma saludable en tus vacaciones de Semana Santa

Publicado hace 2 meses por Body Ballet

¿Cómo se mantienen sanas nuestras bailarinas? Es en estos momentos de esparcimiento, cuando nos encontramos fuera de casa, cuando suele ser más difícil mantener una dieta saludable.

Antes de nada, no te obsesiones. Os damos una serie de consejos con los que podréis comer de forma saludable estéis donde estéis.

Si vas a una ciudad nueva a hacer turismo, seguramente te toque comer de restaurante muchos de los días.  Comer de manera saludable en un restaurante no tiene por qué ser muy complicado, en principio: opta por priorizar las verduras frescas en tus platos, que te aportan fibra, vitaminas y mucha saciedad. Puedes pedirlas como entrante en forma de ensalada, o también cocinadas a la parrilla o al horno. Si vas a pedir un menú, intenta que el primer plato sea de base vegetal.

Un segundo plato con un buen aporte de proteína también es una buena idea: opta por la comida local, tanto carnes como pescados, a la plancha o al horno, e intenta que la guarnición también sea de verduras o, al menos, que no sea frita (una rica patata al horno con especias en lugar de las clásicas patatas fritas puede ser una buena opción).

Los menús de los restaurantes suelen incluir bebida y postre. Para beber, lo tenemos más que claro: agua con todas las comidas. De este modo puedes dejar las bebidas menos saludables (vinos, cervezas, cócteles, etc) para las ocasiones especiales: quizás una copa por la noche o una cerveza con el aperitivo. En el caso del postre, pregunta al camarero si disponen de fruta fresca y opta por una fruta de temporada.

No dejes de moverte en vacaciones: la mejor forma de conocer una ciudad nueva es caminando por sus calles, así que seguro que vas a dar una buena cantidad de pasos al día. Si vas a la playa o a la montaña, no dejes de hacer deporte: una partida de palas o de voleibol a la orilla del mar, una ruta de senderismo andando o con la bici por el monte… Hay muchas opciones de las que puedes disfrutar durante tu tiempo libre.

También puedes entrenar en el hotel: 15 minutos por la mañana son suficientes para hacer una pequeña rutina para todo el cuerpo y llenarte de energía desde primera hora de la mañana. En este artículo te dejamos una rutina de ejemplo para entrenar sin salir de la habitación; dedicar un rato a visitar el gimnasio del hotel o a hacer unos largos en la piscina, si dispone de ella, es otra opción interesante.

Si vas a un AirBnB, aprovecha la cocina: una de las grandes ventajas de los AirBnB sobre los hoteles es que sueles tener acceso a la cocina de la casa, incluso aunque solo alquiles una habitación, y esto te permitirá poder cocinar comida saludable en tu viaje y además ahorrarte unos euros.

Lleva provisiones: unas bolsitas de frutos secos que puedes preparar tu mismo en casa combinando varios de tu gusto y metiéndolos en bolsas con zip, son un excelente y sano refrigerio para llevar en el bolso y tomar en cualquier momento. También la fruta desecada puede ser una buena opción.

Recuerda que las vacaciones son para disfrutarlas, y pasarlo genial no está reñido con cuidar nuestra salud. Fuente vitonica.com

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –

Health and Lifestyle. The Australian Ballet