Cómo la gratitud puede llevarte a la felicidad

Publicado hace 18 min por Body Ballet

Dar las gracias es un poderoso gesto que, de hacerlo más consciente, cambiaría nuestra vida.

Tan solo una palabra es necesaria para que tu mundo y el de la persona que lo recibe se torne feliz por unos segundos, aunque a veces no se dé cuenta: gracias.

Dar las gracias es una de las muestras de gratitud más bonitas que existen. Y aunque la verbalizamos y escribimos a diario en mails de trabajo, personales, las decimos en la calle, en las tiendas, y la empleamos con desconocidos, amigos o familiares, verdaderamente, no nos paramos a reflexionar sobre su auténtico significado, y el poder y efecto que esta palabra puede tener en nuestro cerebro, y en la salud, porque si lo hiciéramos, la usaríamos, a conciencia, y con más ganas.

Y, es que la gratitud es una de las prácticas más efectivas para estimular los sentimientos de felicidad. La última publicación relacionada íntimamente con el tema viene de la mano de la coach de personajes públicos, María Fernández, en su libro “El pequeño libro que hará grande tu vida” en el que aborda que los estados de quietud, paz interior, amor, pero sobre todo, gratitud, es todo lo que se necesita para sentirse una persona plena y feliz.

La gratitud nos transforma, porque transforma nuestro cerebro, así de simple. La gratitud es una formalidad común en la interacción social, sin embargo, nunca se ha sabido mucho acerca de los efectos neuronales cuando expresamos gratitud. Un estudio de la NCBI (National Institutes of Health), abordó este tema hace apenas dos años, y no viene mal recordarlo de cara al nuevo año que entra ya. Dar las gracias a la naturaleza, por estar vivos y respirar son ya muy buenas razones para comenzar a estar agredecidos.

”Algo tan simple como escribir tres cosas por las que estás agradecido todos los días durante 21 días seguidos aumenta significativamente tu nivel de optimismo, y se mantiene durante los próximos seis meses. La investigación es increíble”, dijo el investigador y autor de Harvard, Shawn Achor. Durante el estudio 43 sujetos inmersos en psicoterapia para tratar la depresión, realizaron diversos ejercicios de gratitud que consistieron en escribir cartas de agradecimiento a las personas de sus vidas, y tres meses más tarde, las 43 exploraciones cerebrales se realizaron cuyo resultado fueron efectos neuronales profundos, duraderos, notables y positivos.

Artículo completo en www.lavanguardia.com

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –

Evgenia Obraztsova “Cinderella” Bolshsoi Ballet