Maquillaje para bailarinas: los ojos

¿Ojos juntos? ¿Hunidos o saltones, caídos o redondos? Los ojos son la parte más expresiva y llamativa de un rostro, por ello es importantísimo saber maquillarlos según sus necesidades y conveniencias.

Si no existen estos dos, no hay credibilidad en una representación.

Unos ojos bonitos se maquillarán de forma que se realcen y se iluminen. Si no consideramos que son tal como debieran hay varios trucos para corregirlos que son muy eficaces.

Importante es, a la hora de resaltar la mirada y lograr unos ojos bonitos, resaltar su color.

Unos ojos verdes, por ejemplo, ven potenciado su color a través del contraste con tonos de ojos fríos (púrpura, azul, morado y negro); los azules, sin embargo, necesitan recrearse en su misma armonía, por lo tanto les convienen los tonos fríos que estén dentro de su gama (celeste, verde pálido…), mientras que los ojos marrones pueden tener una mirada más profunda y serena si se maquillan con colores de tonalidades oscuras (negro, marrones…). Esto no quita que las sombras de ojos no deban ir de acuerdo con el colorido de la ropa, pues éste es un hecho importante.

Tengamos en cuenta, además, que los ojos deben maquillarse según su forma (redondos, juntos, caídos…) para que sean espectaculares.

Ojos juntos
Se verán más bonitos si en el párpado superior se aplica una sombra clara en su interior y otra algo más oscura en el exterior. Este tipo de ojo necesita, al contrario que los separados, que la sombra rebase un poco el contorno de los ojos en dirección a la sien. El párpado inferior tiene que subrayarse con un eye liner a partir de la mitad del ojo y sobresaliendo un poco hacia afuera en el extremo.

Es importante que las cejas estén separadas entre sí lo más posible.

Ojos hundidos
Necesitan una sombra clara en toda la zona que recubre el globo ocular y una algo más oscura debajo de las cejas. El párpado inferior debe subrayarse por fuera del ojo y si se utiliza máscara de pestañas, ésta tiene que ser de colores claros; el negro no debe usarse.

En resumen: las cejas finas y cortas. Usar sombra oscura debajo de las cejas y clara cerca del ojo sin alargarla hacia las sienes. Poner poco rimmel, en tonos verde o azul, evitar el negro. La línea del ojo dibujarla muy fina en azul o gris y cerca de las pestañas. No usar pestañas postizas. Pintar el interior del ojo en blanco.

Ojos saltones
Deben llevar una máscara de pestañas oscura, negra sería la ideal, y la línea que enmarque el párpado inferior ha de ir por dentro del ojo desde el lagrimal hasta el extremo. Las sombras a utilizar deben ser oscuras. Las cejas no se deben depilar, realzan más la mirada unas cejas espesas y anchas.

Las cejas deben aparecer espesas y largas. Usar sombra clara debajo de las cejas, la línea fina y cerca de la nariz, más espesa y alargada en la parte exterior. Maquillar mucho las pestañas o usar pestañas postizas. Pintar el interior del ojo en negro.

Ojos redondos
Se maquillarán con una sombra de tono oscuro en la parte exterior del párpado superior móvil y una más clara en el resto. Para dar forma almendrada al ojo se subraya el párpado superior antes del vértice interno y un poco antes de llegar al ángulo externo se eleva suavemente en horizontal. Las cejas largas y pobladas son las ideales.

Usar más máscara a partir de la mitad de las pestañas hacia el exterior. La línea del ojo será fina en el interior y más gruesa en el exterior.

Ojos caídos
Se utilizará una sombra oscura en la parte exterior del párpado superior, junto a la ceja y una más clara en el resto. La línea que dé forma al párpado superior debe empezar en el ángulo interior, cerca de la nariz y elevarse y terminar antes de llegar al extremo del ojo. La línea que subraye el párpado inferior ha de ser lo más ascendente posible y tiene que empezar algo más abajo del lagrimal. Las cejas tendrán forma de ala.

Ojos pequeños
Necesitan unas cejas despejadas y finas. La sombra que recubra el interior del párpado superior debe ser clara, mientras que la del extremo ha de ser más oscura. Las líneas que dibujen el ojo serán pintadas por fuera abriéndose ligeramente en el extremo. La máscara de pestañas deberá ser negra para no achicar más el ojo.

Ojos grandes
Para que resalten su tamaño natural y no se vean agrandados, deben enmarcarse subrayando los párpados por el interior del ojo. Es importante procurar no alargar las sombras más allá de las dimensiones del ojo, pues de lo contrario los agrandaríamos más. Las cejas anchas.

Ojos muy separados
Trazar una línea oscura cerca de la nariz y más clara en el exterior. Aplicar la máscara de pestañas hacia el interior. Cepillar las cejas rectas. Juntarlas lo máximo posible. Dar sombra oscura cerca de la nariz y más clara en el exterior.

Pestañas
No se deben maquillar antes de empolvarse el rostro. Si queremos que aparezcan largas y espesas podemos empolvarlas con polvos compactos antes de aplicar la máscara, cuando el rimmel se haya secado bien separarlas con la punta de una aguja (utilizar el espejo de aumento), volver a aplicar rimmel. También se puede utilizar una máscara especialmente compacta.

Si se quiere que las pestañas se vean menos lacias, usar el aparatito para rizarlas.

Cejas
Si se tienen las cejas demasiado gruesas, arqueadas o caídas y se quiere corregir su línea con la pinza, apoyar una regla debajo de las cejas y con un lápiz para los ojos marcar el punto de partida y el de llegada de la depilación. De esta manera se conseguirá mantener el comienzo y el final de las cejas a la misma altura, regla básica para obtener una mirada abierta.

Las cejas rebeldes se mantendrán todo el día sin moverse si se les aplica un poco de laca para el pelo o vaselina.

Trucos
Si se desea maquillar los ojos tipo “bambi”, aplicar un poco de lápiz o de sombra blanca sobre los pómulos, debajo de los ojos y esfumarlo bien, colocar un poco de kajal en la parte terminal exterior del ojo, aplicar mucho rimmel en las pestañas del párpado superior desde la mitad hacia afuera, la otra parte dejarla al natural.

Si se tienen los ojos muy negros y se quiere suavizarlos con maquillaje diferente, usar kajal y rimmel de color azul. Si se tienen marrones y se quiere que parezcan verdes, emplear kajal y rimmel de color verde oscuro. Para esconder las ojeras aplicar un poco de lápiz corrector trazando líneas pequeñitas en la zona a aclarar y esfumándolas bien.

Si no se tiene corrector aplicar sobre ellas una fina capa de polvos de talco y, encima una fina capa de polvos de maquillaje.

Por Equipo Torrese.
© Leonor Sedó www.39ymas.com

Studio Ballet Barcelona® Carolina de Pedro
– Desde 2003 –

Maquillaje para bailarinas. Foto, bailarina del Scottish Ballet