La elegancia del ballet y los beneficios del ejercicio

Publicado hace 3 años por Body Ballet
Etiquetas

Desempolva el ‘maillot’, porque la danza clásica se impone como estudio profesional o como hobbie.

Si dejas que el ballet entre en tu vida para quedarse, tendrás menos posibilidades de padecer dolores articulares o pérdidas de memoria asociadas a la vejez. Y es que la danza tiene múltiples beneficios a largo plazo para nuestra salud.

Hoy se ha demostrando que quizá no exista una práctica tan completa para el cuerpo y la mente como la danza clásica, pues aún al practicarlo de manera aficionada, trae consigo muchos beneficios a nuestro cuerpo, por eso te presentamos seis ventajas de comenzar a realizar esta actividad como hobby.

La creencia de que si no empezaste de niña, es imposible aprender ballet, es falsa. Obviamente, no vas a convertirte en una bailarina profesional, pero si podrás tonificar el cuerpo, ponerte en forma y conseguir la figura que siempre has querido.

Las clases de ballet para adultos están adaptadas al nivel del grupo, y poco a poco irás aprendiendo todos los movimientos. Ponte metas realistas y ves superándote a ti misma cada día un poco más porque la actitud lo es todo.

Cuando te inicies en el ballet, verás como poco a poco tu cuerpo va despertando. La musculatura se estira y se fortalece, y tu columna parece crecer. La elasticidad es uno de los mejores beneficios del ballet para los adultos, y también que se trabaja de igual forma el cuerpo y la mente. Así que aprender ballet de adulta te ayudará tanto a tener un cuerpo más esbelto, como también una mente más ágil.

Para practicar danza clásica no solo es necesario el ejercicio aeróbico y la fuerza muscular; son igual de importantes la concentración, la memoria y la confianza en uno mismo. Es una de las disciplinas más completas que existen.

La danza clásica es la herramienta perfecta para luchar contra esos bajones que sufrimos a veces, cuando el día a día se nos hace cuesta arriba. Verás como sales de las clases con una energía positiva renovada. La combinación del trabajo físico y el mental es el mejor antídoto contra la depresión. La activiad física en general es el mejor arma para luchar contra el envejecimiento.

Y el ballet, mucho más.

Cuando practicamos danza clásica, ejercitamos al mismo tiempo el cuerpo y la mente. Así, estamos retrasando el proceso de envejecimiento físico, y también de nuestro cerebro. Si dejas que el ballet entre en tu vida para quedarse, tendrás menos posibilidades de padecer dolores articulares o pérdidas de memoria asociadas a la vejez.

Y es que la danza tiene múltiples beneficios a largo plazo para nuestra salud.

Studio Ballet Barcelona® Carolina de Pedro