La armonía en el ballet

Publicado hace 3 años por Body Ballet

El ballet obedece parámetros y reglas que denotan cierto equilibro y coordinación. Una coreografía es armónica cuando el cuerpo vibra en una frecuencia especial, relacionando la expresión, con la música y los movimientos corporales.

Así como un cuerpo es armónico visualmente cuando sus componentes son proporcionales, en la danza también es necesario que más allá de su fin expresivo obedezca cierto equilibrio necesario para lograr su fin.

En este caso la disciplina es fundamental.

La disciplina es una premisa necesaria para el normal desarrollo de la clase. El objetivo es lograr que los alumnos participen armoniosamente en las actividades individuales y colectivas que los llevarán a aprender lo que corresponde en su clase.

La disciplina es la capacidad de actuar ordenada y perseverantemente para conseguir un bien. Exige un orden y unos lineamientos para poder lograr más rápidamente los objetivos deseados, soportando las molestias que ésto ocasiona. La principal necesidad para adquirir este valor es la autoexigencia; es decir, la capacidad de pedirnos a nosotros mismos un esfuerzo “extra” para ir haciendo las cosas de la mejor manera.

La disciplina es indispensable para que optemos con persistencia por el mejor de los caminos; es decir, por el que nos va dictando una conciencia bien formada que sabe reconocer los deberes propios y se pone en marcha para actuar. Este valor es fundamental y básico para poder desarrollar muchas otras virtudes, sin la disciplina es prácticamente imposible tener fortaleza y templanza ante las adversidades que se presentan día a día.

El que se sabe exigir a sí mismo se hace comprensivo con los demás y aprende a trabajar y a darle sentido a todo lo que hace.

Primera bailarina y Bailarín trabajando en la barra

Si ves un bailarín de ballet trabajando en la barra verás cual fuertemente trabaja sus músculos desde lo más “profundo de su ser”.

Si eres capaz de percibir el instante de un bailarín en pleno “vuelo” en el escenario o en la clase, durante los ejercicios del centro o diagonal, encontrarás una perfecta combinación de fuerza, flexibilidad y resistencia; una conjunción extraordinaria realizada bajo un control absoluto.

Una primera bailarina hace que el arte del ballet parezca fácil pero su danza es el producto de años de intenso entrenamiento.

El entrenamiento de una bailarina no sólo incluye una rutina diaria de barra sino también otras formas como barre è terre, danza moderna y española, danza jazz, natación y otros ejercicios de entrenamiento de flexibilidad y fuerza

La formación de ballet tanto en hombres como en mujeres es, sin duda, la formación más rigurosa y más atlética que existe. Por este motivo es que, desde hace un tiempo, muchos entrenadores se han dado cuenta de las indudables ventajas que ofrece la formación de ballet y ahora lo incorporan en sus programas de formación del atletismo en atletas.

El maestro

Existe una figura trascendental en el quehacer educativo: la del maestro. La educación jamás podrá reemplazar, opacar, aminorar o prescindir de su rol.

El maestro es el alma que transmite la esencia de lo que se aprende; es la palabra cargada de emoción; es el lenguaje cristalino del ejemplo; es la luz que ilumina el camino del otro.

Carolina de Pedro / Studio Ballet Barcelona®
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
– Desde 2003 –

Foto, École supérieure de ballet du Québec.