Menopausia y rejuvenecimiento corporal

Aquellas mujeres que pasaron los 40 años empiezan a temerle a esta palabra, al menos dentro de una sociedad como la nuestra, que niega la vejez y busca escapar de ella como sea.

Es que, si de coquetería hablamos, ésta es la etapa en la que, por ejemplo, las mujeres podrían identificarse con la canción de Ricardo Arjona que en una parte dice: “Y esa grasa abdominal que los aeróbicos no saben quitar”.

A los 20 años, una mujer de contextura física normal posee un 25 por ciento de grasa corporal, mientras que a los 50 será de más del 40 por ciento y se acumulará puntualmente en el abdomen, las caderas y la espalda. Para que pasar la barrera de los 40 no sea un problemón y sigas viéndote bella y saludable, te proponemos que modifiques tu estilo de vida:

Alimentación: ¿cuántas grasas consumes a diario, sin una dieta balanceada? Disminúyelas a menos de un 30 por ciento de las calorías que ingieres diariamente. Y consume más pescado, ya que contiene Omega 3, lo cual beneficia al sistema cardiovascular

¡No te estanques!: sedentarismo y menopausia no se llevan bien. Haz ejercicio físico regularmente y verás los cambios a tu favor. Menos grasa, mejor circulación, mayor flexibilidad, fuerza en la musculatura, regularización de la hipertensión y los niveles del colesterol, efectos psicológicos positivos (mejor ánimo y autoestima, por ejemplo), son algunos de ellos.

Al quirófano: de ser necesario, puedes acudir a una liposucción circunferencial y a una abdominoplastía. Ambas intervenciones combinadas hacen que reaparezca la cintura, ya que modela todo el tronco del cuerpo, tanto en la parte delantera (abdomen) como posterior (espalda baja y alta) como lateral (flancos). Fuente cuidadodelapiel.com

 

Menopausia y rejuvenecimiento corporal
Aquellas mujeres que pasaron los 40 años empiezan a temerle a esta palabra, al menos dentro de una sociedad como la nuestra, que niega la vejez y busca escapar de ella como sea.

©2013 Body Ballet