Tendinitis del peroneo

Publicado hace 11 min por Body Ballet

La tendinitis del peroneo es una de las lesiones más habituales entre los bailarines.

Por Fuente Foot Health Facts American College.

Normalmente se produce en las personas que, debido a su actividad, generan un movimiento repetitivo del tobillo. La función de los tendones peroneos es muy importante en la biomecánica del pie porque contribuye a la flexión plantar y a la pronación del tobillo. Además, las personas con arcos más altos están en riesgo de desarrollar lesiones del tendón peroneo.

¿Qué son los tendones peroneos?

Un tendón es una cinta de tejido que conecta un músculo a un hueso. En el pie se encuentran dos tendones peroneos que corren paralelamente detrás del hueso exterior del tobillo. Un tendón peroneo se adhiere a la parte exterior del pie medio, mientras que el otro tendón corre por debajo del pie y se adhiere cerca del interior del arco. La función principal de los tendones peroneos es estabilizar el pie y el tobillo y protegerlos de torceduras.

Causas y síntomas

Las lesiones del tendón peroneo pueden ser agudas (de ocurrencia repentina) o crónicas (desarrolladas durante un periodo de tiempo).  Los tipos fundamentales de lesiones del tendón peroneo son tendinitis, desgarro y dislocación parcial.

La tendinitis es la inflamación de uno o ambos tendones. La inflamación es provocada por actividades que involucran el uso reiterado del tendón, el uso excesivo del tendón o un traumatismo (como una dislocación del tobillo). Los síntomas de tendinitis incluyen:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Calor al tacto

Los desgarros agudos son provocados por actividad repetitiva o traumatismo. Los síntomas inmediatos de los desgarros agudos incluyen:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Debilidad o inestabilidad del pie y del tobillo

Los desgarros degenerativos (tendinosis) generalmente se deben al uso excesivo y ocurren durante largos periodos de tiempo, con frecuencia años. En los desgarros degenerativos el tendón se parece a un caramelo suave o chicloso que ha sido estirado demasiado hasta hacerse fino y eventualmente romperse. Tener arcos elevados también lo pone en riesgo de desarrollar desgarros degenerativos. Entre los síntomas de los desgarros degenerativos se incluyen:

  • Dolor esporádico (que ocurre de tiempo en tiempo) en el exterior del tobillo
  • Debilidad o inestabilidad en el tobillo
  • Incremento en la altura del arco

Diagnóstico

Dado que en algunos casos las lesiones del tendón peroneo son mal diagnosticadas y pueden empeorar sin el tratamiento adecuado, se recomienda una pronta evaluación por un médico de pie y tobillo. Para diagnosticar una lesión del tendón peroneo, el médico examina el pie y busca dolor, inestabilidad, hinchazón, calor y debilidad en la parte exterior del tobillo. Además, puede ser necesario realizar estudios de rayos X u otros estudios de imagenología avanzada para evaluar plenamente la lesión. El médico de pie y tobillo está capacitado para buscar signos de ello y otras lesiones relacionadas. El diagnóstico adecuado es importante pues una dolencia prolongada después de una simple torcedura puede ser una señal de problemas adicionales. Fuente Foot Health Facts.org

Tendinitis del peroneo en bailarines