Alimentación de Otoño para bailarinas

Publicado hace 4 min por Body Ballet

Recomendaciones de uso de los productos de otoño.

Si comparamos la variedad de verduras y frutas propias del otoño con las de la estación que nos deja, puede que pensemos que poca cosa podemos hacer con ellas. Es cierto que la variedad no es tan amplia, pero el sabor de los productos de otoño es increíble y sus posibilidades infinitas.

Entre los alimentos que deben estar en la dieta de toda bailarina y, también de un bailarín, se encuentran aquellos que nos aportan hidratos de carbono. Si bien, los alimentos con altas dosis de hidratos de carbono como pueden ser, entre otros, los cereales y legumbres principalmente deben de formar parte de cualquier dieta.

Además, si estos los acompañamos de un aporte diario de proteínas, ya sean a animales o vegetales tendremos cubiertas las principales dosis de nutrientes necesarias para afrontar una actividad tan exigente como la danza.

Por otra parte, para todo practicante de un danza, sea aficionado o profesional, también hay algunos alimentos más específicos que pueden ayudar a mejorar su rendimiento en este tipo de actividad.

Es importante la variedad de los alimentos, de hecho, casi es más importante la variedad que la cantidad. Así, que tomemos diferentes vegetales, como pueden ser frutas, hortalizas, frutos secos y semillas que no deben faltar en un menú completo.

Ahora bien, alimentos como los arroces y, más particularmente, el arroz integral es muy recomendable. Este es un cereal muy completo que aporta las dosis de energía, fibra y nutrientes adecuados. Lo mejor del arroz integral como ingrediente para una receta es la gran variedad de combinaciones que tiene. Podemos mezclarlo con almendras, avena, maíz, y hasta diferentes tipos de frutas y confeccionar ensaladas diferentes.

Otro alimento muy recomendable para quienes practican la danza clásica son las verduras verdes. Desde espinacas a rúcula o brécol nos aportan las dosis necesarias de magnesio (este ayuda en la relajación muscular), así como ácido fólico (que ayuda en la producción de glóbulos rojos), o la vitamina K (esencial para el cuidado de nuestros huesos).

Otra idea para el menú de un bailarín a la hora de confeccionar su menú diario son los zumos antioxidantes. Podemos añadir frutas ricas en vitamina C como son la granada, la naranja o las frambuesas, por ejemplo.

El otoño es la mejor época para comprar, consumir y disfrutar, en todo su esplendor, de acelgas, berenjenas, boniatos o batatas, calabazas, coles, espinacas, pimientos, zanahorias y, aunque no pertenezcan a esta familia, de todo tipo de setas y hongos. A las verduras de otoño, se suman frutas como caquis, castañas, chirimoyas, granadas, higos, mandarinas, manzanas, membrillo, peras y uvas.

Los frutos secos también son interesantes para quienes practican cualquier actividad física ya que aportan grasas insaturadas. De entre los diferentes frutos secos, las almendras son una buena elección.

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –