Cómo cuidar la piel antes y después de hacer ejercicio

Publicado hace 4 semanas por Body Ballet
Etiquetas

Cosmética para bailarinas o cómo cuidar la piel antes y después de hacer ejercicio.

Lo que debes hacer (y lo que no) en tu rostro a la hora de realizar tu rutina fitness y las firmas específicas que se han propuesto cubrir todas las necesidades que podemos tener antes y después de entrenar.

por Ana Gándara para Vogue España (12 de marzo de 2021).

Cada vez que voy a hacer deporte, me asaltan las mismas dudas: si es por la mañana, ¿debería hacer mi rutina de belleza habitual antes o después? ¿Debería hacer una limpieza facial tanto pre como post actividad?; si es por la tarde, ¿debería hacer mi rutina de belleza justo después del entrenamiento para limpiar el rostro, esperar a la noche, hacer dos…?

Y las dudas se pueden multiplicar dependiendo de cómo sean tus entrenamientos, desde qué tipo de protección solar usar si, por ejemplo, sales a hacer running -¿vale la que usas siempre?-, hasta cómo evitar el maskné si vas al gym y, por tanto, haces ejercicio con la mascarilla puesta. Para resolver todas estas incógnitas tenemos dos bazas, averiguar cuál es la rutina pre y post entrenamiento más adecuada y conocer algunas firmas especializadas de cosmética para deportistas que se han propuesto cubrir todas esas necesidades concretas.

© Andrea Savall. Realización: Lucía y Helena Cuesta para Vogue España

¿Cuáles son las necesidades de la piel antes y después de hacer deporte?

Independientemente del momento del día en el que hagamos deporte, Lorena Loma, directora y fundadora del centro WOmum -un espacio dedicado a cuidar del bienestar interior y exterior de las mujeres-, explica que “es muy importante que, antes y después de hacer deporte, la piel esté perfectamente limpia, ya que al sudar nuestros poros comienzan a dilatarse para poder eliminar toxinas. En caso de no estar la piel libre de impurezas antes de iniciar la actividad deportiva, parte de ellas pueden penetrar obstruyendo los conductos y favoreciendo la creación de microquistes y granitos”, comenta. Por lo tanto, aunque nos vayamos a hacer una limpieza después del ejercicio, lo ideal será hacerla también antes (y, por supuesto, tampoco se recomienda llevar maquillaje por el mismo motivo).

¿Deberíamos hacernos (de nuevo) nuestra rutina de belleza completa después de entrenar?

Si bien esa limpieza obligatoria es bastante sencilla de integrar, surge ahora la duda de si a ésta debería seguirle nuestra rutina completa con cosméticos como el tónico, sérum, crema hidratante, protector solar… Una cuestión que puede surgir especialmente si hacemos deporte nada más levantarnos, ¿hacemos todos los pasos antes o después? En este caso, teniendo en cuenta que se recomienda una limpieza posterior (y por tanto estaríamos eliminando de nuestra piel el resto de cosméticos antes aplicados), lo más lógico será usar simplemente un limpiador, hacer deporte y luego, limpiar de nuevo y aplicar toda la rutina.

Por el contrario, si van a pasar varias horas desde que nos levantamos hasta que practicamos deporte, sí que podríamos hacer nuestra rutina facial por la mañana, ya que daremos tiempo a nuestra piel a que absorba los cosméticos. Sin embargo, un punto importante es que aunque ya hayamos hecho esos pasos matinales, después del entrenamiento y su limpieza posterior, deberíamos seguir con una dosis de tratamiento -aunque sea en una versión reducida de nuestros pasos habituales-, pues tal como explica Lorena Loma, “es necesario volver a restaurar el tejido, aportándole nutrientes y, sobre todo, el agua que durante el ejercicio se ha perdido, siendo un paso vital para mantener la piel protegida durante el resto del día”. Por tanto, al menos deberíamos seguir siempre con una hidratante y, si todavía no es de noche, con nuestro protector solar.

¿Y si haces deporte con la mascarilla?

Desde que se ha implantado el uso de la mascarilla, es más importante que nunca mantener una buena higiene facial y aportar productos de tratamiento adecuados para evitar consecuencias como el maskné, pero es aún más esencial cuando incorporamos el deporte a la ecuación (ya sea porque hacemos ejercicio en la calle o en el gimnasio). En estos casos, la experta de WOmum confirma que la presencia de la mascarilla (si es específica para hacer deporte, mejor) “hace que aumente muchísimo la humedad en un espacio muy reducido. Esto contribuye a elevar la proliferación de bacteria, eczema o irritabilidad del tejido, e incluso puede debilitar nuestro escudo protector natural”. ¿Los cuidados adecuados? Indica que, si bien una buena limpieza no puede faltar, lo más esencial es “el uso de cosméticos adecuados, de ahí la importancia de una buena prescripción por profesionales”.

¿Cómo calmar el enrojecimiento de la piel?

Hay personas a las que se les enrojece más la piel al entrenar y otras a las que menos, pero sin duda es una consecuencia generalizada cuando hacemos cualquier tipo de esfuerzo. Algo que es completamente normal y que se genera debido a que “el deporte estimula la circulación sanguínea, aumentando la oxigenación y nutrición en el tejido y subiendo la temperatura”, explica Lorena Loma. Por supuesto, esa rojez se reduce por sí misma según pasa el tiempo tras la actividad, “pero si notamos exceso de calor, se puede utilizar una toalla humedecida en agua, presionando suavemente el rostro”, recomienda la especialista. Asimismo, si tenemos prisa por bajar el enrojecimiento -por ejemplo, si tenemos que ir al trabajo a continuación o hemos hecho planes-, hay ciertas firmas especializadas -que veremos más adelante- que tienen cosméticos específicos para estos casos.

Artículo completo en www.vogue.es/belleza

© Andrea Savall. Realización: Lucía y Helena Cuesta para Vogue España