El centro de control y la alineación en los arabesques

Publicado hace 11 min por Body Ballet

La Pelvis como centro de control y la alineación de las caderas en los arabesques.

Extractos de Inside Ballet Technique, de Valery Grieg.
Traducción y adaptación de Laura Lifschitz – Elongación en San Telmo.

Si la columna vertebral es el tronco del aplomo de un bailarín –o de la estabilidad- indudablemente las raíces de esa estabilidad residen en la pelvis. Para un bailarín la pelvis –o su simplificación en “las caderas”– es un punto de sumo interés a la hora de maximizar la alineación, el soporte y el equilibrio. Es común escuchar dentro de un salón de danzas la frase “encuadrar las caderas”.

La pelvis es una hermosa pieza de arquitectura ósea que tiene la forma aproximada de un cuenco, alto atrás y a los lados y más bajo al frente. El sacro, con forma de cuña, ubicado en la base de la columna vertebral, forma la parte trasera del cuenco y a cada lado de ella, los huesos de la cadera se curvan alrededor para formar los lados y el frente. Esta estructura soporta la columna vertebral y absorbe el impacto del movimiento por encima y por debajo. La pelvis juega un rol fundamental en cada movimiento del tronco y de las piernas, y es central para la postura y emplazamiento de un bailarín.

EMPLAZAMIENTO DE LA PELVIS

El bailarín debe ubicar una posición correctamente centrada de la pelvis. Las caderas están levantadas por delante, mientras que por detrás el sacro es dirigido directamente hacia abajo. Pero no se debe confundir esta direccionalidad del sacro con el posicionamiento de los isquiones.

Los glúteos se sostienen por sobre las piernas, mientras la columna lumbar permanece elongada. La línea de gravedad, vista de perfil, pasa a través del centro de la articulación de la cadera y continúa a través del centro del muslo hasta adentrarse en la rodilla. Cuando a pelvis se mueve dentro de su alineamiento, sólo se necesita una cantidad de medida de contracción en los músculos abdominales y en las fibras de los glúteos. Las fibras superiores de los isquiotibiales, justo por debajo de los glúteos, también se sienten tensos. Esta acción muscular ocurre naturalmente como resultado del correcto emplazamiento de la pelvis.

¿CADERAS ALINEADAS? EN BATTEMENTS TENDUS Y GRANDES ELEVACIONES DE LA PIERNA

Cuando una pierna se desengancha de una posición cerrada, un principio importante del entrenamiento del ballet es que las crestas ilíacas debieran permanecer alineadas y “en un cuadrado” al frente. Al parecer, esto parecería no funcionar tan así. Revisemos el más básico ejemplo: un battement tendu. En los tendus al frente y al lado, la pelvis suele permanecer sin cambio alguno, con las crestas absolutamente alineadas y de frente (manteniendo un cuadrado o rectángulo con la alineación de los hombros). Esta regla también aplica para un tendu hacia atrás desde Primera Posición, como sucede en un Rond de Jambe.

Sin embargo, si el tendu atrás se origina desde Quinta Posición, a menos que el bailarín posea una rotación inusual, tiene lugar una suave rotación horizontal de la cadera de la pierna que trabaja para que la pierna permanezca rotada y se ubique perfectamente detrás del centro de la pierna soporte (con la pierna elevada, este posicionamiento se traslada justo detrás de la columna).

Dado que las crestas de la cadera deben mantenerse niveladas en esta posición, la cadera de la pierna soporte se ubicará ligeramente más adelante que la cadera de la pierna que trabaja. Esto puede parecer imperceptible para un observador normal porque el bailarín minimiza dicha rotación de la cadera tanto como pueda.

Estudio Ballet Barcelona®
Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –