Las puntas Gaynor Minden

Publicado hace 42 mins por Body Ballet

Todavía no se ha conocido bailarina que no haya sufrido ampollas, uñas moradas, callosidades, etc. por la rozadura con un material tan rudo. Cierto es que una caja debe ser rígida por fuera para mantenerse en la punta, pero el interior debería ser al contrario, y no igual, para evitar estas lesiones menores.

Hoy vamos a hablar de las puntas Gaynor Minden.

Autor, Adriana Lissette de la Corte Contreras.

La vida de una punta consiste básicamente en ablandarse lo suficiente para poder trabajar cómodamente con ellas mediante el entrenamiento y el trabajo, y cuando esto ocurre, por desgracia se siguen ablandando hasta que se vencen y “mueren” en un corto lapso de tiempo. Habría que conseguir la manera de congelarlas en ese momento de dureza ideal.

Gaynor Minden ha recibido críticas porque no ayuda al trabajo del pie que requiere una bailarina. Por otra parte se podría decir que se logra un pie bonito y estilizado algo artificial, puesto que la propia punta predefine ya la forma del arco.

Comúnmente se suele decir que son “las puntas que suben solas”, cosa totalmente cierta. La bailarina no hace casi esfuerzo alguno y por tanto no trabaja los músculos que debería. Esto provoca que al cambiar por ejemplo a puntas normales resulte más difícil e incluso imposible conseguir el mismo trabajo.

Una mejor alineación. La fuerza a los tobillos durante un baile vigoroso puede alcanzar 10 veces el peso del cuerpo, y una mala alineación puede transmitir estas fuerzas de daños potenciales a la estructura lateral del tobillo. Un análisis cinemático de los tobillos de las bailarinas demostró que esa debilidad se reduce y el tobillo se mantiene más derecho con Gaynor Minden

Mayor control del movimiento, distribución de peso y estabilidad. Demostró su superioridad y un 38% de más uso en el área de la plataforma.

Mayor impacto de absorción. Demostró ser mejor gracias a la tecnología F-scan avanzada, que permitió detectar las existentes presiones en áreas específicas del pie mientras se baila.

Numerosas mejoras y diferencias con respecto a las otras marcas:

  • el cordón, en lugar de ajustarse y atarse en la parte de arriba de la garganta, lo hace en el lateral, eliminando así toda molestia que pudiesen causar en los dedos.
  • la pala toma la forma del empeine, asegurando una bonita forma del pie sin esfuerzo.
  • en el interior de la punta la zona de la plataforma añade un amortiguador para aliviar la presión en las puntas.
  • en el exterior, la plataforma está forrada en ante y no en raso, está forrada en ante y no en raso, evitando así deslizamientos.

A todo esto hay que añadir su sistema de talla único basado en seis variables: largo, ancho, caja, empeine, talón, dureza y alisado, que consigue 2951 combinaciones distintas y que describiré brevemente.

  • El largo se mide tradicionalmente. El ancho consta de tres medidas: estrecho, normal y ancho.
  • Habrá distintos tipos de caja según sea la parte delantera del pie: estrecho, normal y ancho.
  • El empeine siempre debe cubrir los dedos completamente, por ello encontramos el normal y el alto, este último apto para que el pie de bailarinas con mucho arco (curvatura) no se salga de la zapatilla.
  • Del mismo modo, el talón alto ayuda a mantener la zapatilla en el pie mientras que el bajo la hace lucir más lisa y estrecha.
  • En cuanto a dureza encontramos cinco tipos, de mayor a menor: Hard, Extraflex, Supple, Featherflex y Pianissimo.
  • Un gran arco necesitará una mayor dureza, y un arco moderado una dureza más baja. Para bailarines con costados y talón estrechos existe la opción de sleekfit (alisado).
  • Un gran arco necesitará una mayor dureza, y un arco moderado una dureza más baja.
  • Para bailarines con costados y talón estrechos existe la opción de sleekfit (alisado).

Las puntas Gaynor Minden son las únicas zapatillas que soportan no solo el sumergirse en agua, sino también lavarse en la lavadora. Una vez secas recuperan su forma original sin riesgo de deterioro.

Cada bailarina necesita encontrar la perfecta punta para su tipo de pie: arco, empeine, fortaleza y forma de pisar; y aquí es donde entra en juego la ergonomía: en el diseño de distintos modelos según los citados parámetros.

Carolina de Pedro / Studio Ballet Barcelona®
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova / Body Ballet® & Detox Ballet®
– Desde 2003 –

Gaynor Minden Satin Colors / Studio Ballet Barcelona®

Gaynor Minden Satin Colors / Studio Ballet Barcelona®