Repeticiones y ballet: memoria muscular

Publicado hace 1 hora por Body Ballet

Nos pasamos la vida realizando pasos y coreografías que se repiten una y otra vez. Sin darnos cuenta que hay una memoria celular que dirige nuesto cuerpo.

En el ballet, la repetición es la clave de la maestria. Cuando estudias el mismo paso varias veces sucesivas, el aprendizaje se desarolla a nivel celular.

La memoria del cuerpo – llamada también memoria muscular – es un mecanismo clave para decidir sobre la efectividad de nuestro entrenamiento. Entrenando podemos enseñar a nuestros músculos a reproducir ciertos patrones de movimiento y somos capaces de lograr un mayor y mejor rendimiento. Por otra parte, la memoria del cuerpo ayuda a mantener un cuerpo delgado incluso si no practicamos deporte durante varios meses.

La memoria del cuerpo es un mecanismo natural donde el cuerpo se adapta a realizar ciertos movimientos inconscientemente y sin voluntad. De esta manera, el cuerpo no pierde energía en analizar cada actividad, pero funciona como si estuviera en el modo automático, y por lo tanto – funciona más rápido y más eficientemente.

¿Cómo funciona el aprendizaje de patrones de movimiento? Cada movimiento activa los receptores llamados proprioceptores que envían una señal al sistema nervioso central y le dice la posición actual del cuerpo, la tensión de los músculos individuales y el orden en el que trabajan. El cerebro recuerda la secuencia completa de estas señales y la combina con un movimiento específico.

Este aprendizaje no consiste en acelerar la mente siguiendo las instrucciones técnicas, sino en implicar al cuerpo de froma que los músculos recuerden cómo se siente físicamente.

De este forma, la próxima vez que vuelvas a practicar, tu cuerpo recordará las cualidades de firmeza, rapidez, apertura, fortaleza etc. etc. que has cultivado.

Estudio Ballet Barcelona®
Prof. Carolina de Pedro Pascual
www.ballet.barcelona
Danza Ballet® Vagánova
Body Ballet® & Detox Ballet®

Bailarina, Maria Khoreva.