Carolyn Carlson, poesía en movimiento.

«La danza es difícil de explicar con palabras» Carolyn Carlson.

Nació en San Francisco en 1943, e inmediatamente se dedicó a esta disciplina, dando vida a un camino que ha continuado durante más de cincuenta años y que la ha convertido en una figura clave para generaciones enteras de bailarines y coreógrafos de todo el mundo. El sentimiento que siempre ha guiado a Carlson es la firme convicción de la importancia de la enseñanza, del papel del maestro con respecto al alumno: como sugiere la frase inicial, la danza es algo que no se puede describir con palabras, solo viene a la vida aquí y ahora desvaneciéndose en el instante en que dejas de hacerlo, por eso sólo puede transmitirse eficazmente permaneciendo en el lenguaje del cuerpo, hecho de aliento, suspensión, carisma y presencia.

Este método ha convertido a Carolyn en una gran maestra de la que muchas personalidades, desde los directores artísticos de los más importantes teatros europeos hasta los más grandes bailarines contemporáneos, reconocen la inmediatez y sencillez con la que conecta con las personas, consiguiendo ser seguida en su propio universo dejando una importante huella

«Todos somos semillas. Si lo piensas bien, semillas que dan a luz, incluso las estrellas son semillas, de ahí el título de la pieza» Carolyn Carlson.

Carolyn Carlson, poesía en movimiento. | Body Ballet
Carolyn Carlson, bailarina y coreógrafa.

Carolyn Carlson siempre ha amado improvisar, lo cual es parte de su naturaleza. Durante las últimas cuatro décadas y con más de 100 piezas de danza en su carrera, ha tenido una gran influencia y éxito en muchos países europeos. En 2014, cuando dejó el Centro Coreográfico Nacional en Roubaix, Francia, fundó su compañía de danza, la cual había estado dirigiendo durante 16 años.

Definiéndose a sí misma como una «dama del agua», dice que el agua es su tema favorito ya que creció cerca del Océano Pacífico, vivió en Venecia rodeada de agua y ahora vive en París, donde se encuentra el Sena.

También se llama a sí misma nómada, que viaja mucho y vive en muchos lugares, como Nueva York, París, Venecia y Helsinki.

Al crecer con una fuerte influencia artística, como tocar el piano, pintar, actuar, bailar, organizaba pequeños espectáculos en casa para la familia a una edad temprana. Sin embargo, fue en 1965 cuando comenzó a trabajar con el coreógrafo estadounidense Alwin Nikolais en Nueva York cuando se dio cuenta de que quería ser artista.

«Cambió totalmente mi perspectiva sobre la danza. Era muy creativo, con sus cuatro principios sobre el movimiento: tiempo, espacio, forma y movimiento perpetuo. Para él, coreografiar no era solo una cuestión de pasos, sino también de luces, vestuario, música, escenario. … una actuación total. Y también me transmitió su amor por la transmisión. La creación y el aprendizaje estaban profundamente conectados para él», dice Carolyn Carlson, quien se formó en la Escuela de Ballet de San Francisco y en la Universidad de Utah.

Además de la danza, también es poeta y prefiere el término «poesía visual» a «coreografía» para describir su trabajo, ya que la poesía y la sincronicidad son las palabras clave para entender su arte.

«Escribo lo que no sé bailar y bailo lo que no sé escribir. Y para mis creaciones, suelo empezar escribiendo poemas. Me inspira mucho todo lo que tiene que ver con el papel, escribir, leer, dibujar, «, dice, y agrega que no puede disociar la poesía y la danza, ya que están profundamente conectados.

«Mi danza está fuertemente orientada hacia la filosofía y la espiritualidad. No trabajo con la técnica ni con los pasos, sino con el corazón. Entonces cada pieza es un poema en sí misma. Devuelves al público un poema sin palabras».

Carolyn Carlson, poesía en movimiento. | Body Ballet
Carolyn Carlson, bailarina y coreógrafa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies