Marcia Haydée y la vida como bailarina de ballet.

Marcia Haydée (Niterói, Brasil, 18 de abril de 1937), bailarina de ballet, coreógrafa brasileña y directora de compañías de danza. Considerada una de las más notables exponentes de la danza moderna de postguerra, fue la musa del coreógrafo John Cranko en el Ballet de Stuttgart (en Alemania fue llamada La Maria Callas de la danza), bailó junto a Rudolf Nuréyev, Mikhail Baryshnikov, Richard Cragun y Vladimir Malakhov. Se desempeñó como directora del Ballet de Stuttgart y del Ballet de Santiago (Chile).

“Soy una persona que nació para bailar. Soy una bailarina y voy a fallecer como bailarina (…). No me veo como directora, me veo como bailarina. Es una manera de vivir, tienes que darle todo y no existe espacio para nada más. La vida particular debe encajar en este mundo, porque te absorbe mucho. Si tú no tienes ese fanatismo ni pienses en entrar a la danza, porque no conseguirás ser un buen bailarín”, cuenta la artista.

Tras estudiar con varios maestros, Marcia Haydée se incorporó a la Royal Ballet School de Londres y entró en el Grand Ballet du Marquis de Cuevas en 1957. Luego ingresó al Ballet de Stuttgart en 1961, donde fue nombrada primera bailarina al año siguiente. Estuvo a cargo de ella desde 1976 hasta 1996 .

Para ella el ballet es el único mundo que existe verdaderamente, tanto así que asegura que si le dieran la elección de vivir nuevamente ella elegiría sin lugar a dudas ser bailarina. “Es una manera de vivir, tienes que darle todo y no existe espacio para nada más. La vida particular debe encajar en este mundo, porque te absorbe mucho. Si tú no tienes ese fanatismo ni pienses en entrar a la danza, porque no conseguirás ser un buen bailarín”, cuenta la artista.

A pesar de que el marido de Marcia es un profesor de yoga de origen alemán, y se mantiene alejado del mundo de la danza, la bailarina mantuvo tres largas relaciones donde sus parejas eran bailarines. La primera fue con un bailarín cubano, la cual duró siete años; la segunda con el primer bailarín de la compañía Richard Cragun con quien pololeó dieciséis años; y la tercera con otro bailarín de la compañía. “Todos han sido menores que yo, porque sólo un hombre más joven puede aguantar el exceso de energía que tengo”, cuenta la artista.

¿Podrías describirme el mundo del ballet?

En nuestro mundo los bailarines, estamos siempre juntos desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde o hasta que se termine el espectáculo y nos vamos todos juntos. Esa es la primera dificultad que tenemos, somos un grupo de cincuenta personas en que estamos verdaderamente veinticuatro horas juntos. Imagínate si es difícil cuando uno tiene una pareja, ¡ahora imagínate un grupo! Los bailarines tenemos que tener una capacidad muy grande de conseguir trabajar y estar con nuestros colegas el día entero

¿Cuántas horas de entrenamiento dedican los bailarines al ballet?

El mínimo son 6 horas, a veces son 8 horas. Yo trabajé desde las 9 de la mañana hasta la medianoche porque estaba en una compañía donde teníamos espectáculos todas las noches cinco días por semana. Los fanáticos, como yo, como Luis Ortigoza queremos estar en el teatro, queremos bailar y no nos sentimos bien cuando no lo hacemos.

¿Cómo es la mentalidad de un bailarín?

Uno precisa tener una salud de hierro, una cabeza muy fuerte, mucho poder de voluntad y tener una capacidad de conocerse a sí mismo.

¿Cuál es la edad ideal para comenzar con ballet?

Se parte bailando ballet cuando uno es muy jovencito, cuando uno aún puede formar el cuerpo, nosotros tenemos que tener un trabajo intenso con la musculatura. Cuando uno tiene 18 años el cuerpo ya está hecho, entonces es imposible de manejar y conseguir la perfección que queremos para nosotros.

¿Qué músculos trabaja la bailarina? ¿Debe realizar un algún otro deporte para mantenerse en forma?

No, no se necesita hacer deporte aparte. No es necesario crear musculatura. Incluso eso te puede hacer daño, porque te bloquea el movimiento. El bailarín tiene que tener un control de su cuerpo con mucha flexibilidad, con mucho espacio. Entre los huesos uno debe sentir que algo fluye, uno tiene que tener la movilidad. Si uno hace mucho ejercicio puede afectar la postura y los movimientos. El trabajo del bailarín tiene mucho que ver con el trabajo y control que uno tiene. Sobre cómo utilizar la musculatura, cómo elongar, como conseguir controlar tu cuerpo. Fuente Internet.

Marcia Haydée y la vida como bailarina de ballet. | Body Ballet
Marcia Haydee. Photo by Rudolf Dietrich/Getty Images, 1970.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y Google Analitycs para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas, y de nuestra política de cookies, privacidad y RGPD ACEPTAR
Aviso de cookies